Cacatú: Inversión social creativa Foros Neuroetica PENSAMIENTO CRÍTICO Reply To: PENSAMIENTO CRÍTICO

  • Pedro Miguel Fernandez Hernandez

    Administrator
    11/08/2019 at 01:46

    Saludos mis queridos colegas. Me alegra que se motiven a compartir sus aportes, los cuales son muy enriquecedores para profundizar en el tema en cuestión. Aquí les dejo algunas ideas que he ido trabajando a partir de los planteamientos de algunos autores que trabajan el tema desde el ámbito educativo. Esto es una porción de una ponencia que hice hace un tiempo:

    1. ¿Por qué es importante el enfoque de la Neurociencia Cognitiva Social en el desarrollo del
    pensamiento crítico?
    Recientemente sabemos que la porción más anterior del neocortex (corteza prefrontal) está relacionada
    con las funciones ejecutivas (Matute, 2012), las cuales nos permiten, entre otras cosas, alternar la
    atención, control inhibitorio, toma de decisiones y mantener la información presente mientras
    actuamos. No obstante, como plantean Flores y col. (2014) existe un proceso con más jerarquía
    cognitiva, el cual es la metacognición. “La metacognición es definida como la capacidad para
    monitorear y controlar los propios procesos cognitivos” (Flores et al., 2014). Es decir, que tenemos la
    capacidad no sólo de hacer las cosas, sino también de monitorear lo que hacemos, controlar la acción;
    así como, evaluarla y dar retroalimentación del proceso.
    Sin embargo, aunque tenemos esta capacidad, se hace necesario que la desarrollemos de la forma más
    adaptativa posible, porque de lo contrario podríamos incurrir en muchos errores en nuestros procesos
    de pensamiento, tanto acerca de nosotros como de los demás.
    Dada esta realidad, la importancia de la Neurociencia Cognitiva Social radica en que estudia cómo
    estos procesos y, por ende, el funcionamiento cerebral son afectados por las relaciones sociales (y
    viceversa), y agrega procesos como: los sesgos atribucionales, el sesgo de confirmación, la empatía, los
    prejuicios, la toma de decisiones sociales, el juicio moral y la teoría de la mente (Pineda, 2016).
    Dicho de otro modo, la Neurociencia Cognitiva Social nos permite comprender cómo funcionan los
    procesos cognitivos básicos, las funciones ejecutivas y la metacognición y como estos procesos son
    afectados por la interacción con el ambiente al tiempo que el ambiente es afectado por ellos. Pero
    también nos permite comprender los diversos fallos que puede presentar la cognición.
    Un fallo muy común es el sesgo de confirmación, el cual explica la tendencia de las personas a aceptar
    sin mucho análisis las opiniones que favorecen sus creencias, mientras que atacan y se muestran
    fuertemente escépticas frente a aquellos argumentos que contradicen los propios, aunque los mismos
    estén mejor fundamentados (Marcier y Sperber, 2017).
    Si analizamos este sesgo nos damos cuenta de que el mismo nos puede llevar a cometer muchos errores
    como: aceptar como verdaderas ideas falsas, sólo porque apoyan nuestras creencias, defender posturas
    inflexibles aunque sean irracionales, ser influenciados por personas con conductas cuestionables sólo
    porque nos caen bien o tenemos mucho en común, entre otros.
    Como puede observarse, todos estos ejemplos apuntan a la falta de un pensamiento crítico. De modo
    que, los conocimientos aportados por la Neurociencia Cognitiva Social son de gran relevancia para la
    comprensión y desarrollo del pensamiento crítico.

    2. ¿Qué es el pensamiento crítico?
    Según Paul y cols. (1992), citados por Creamer (2011), el pensamiento crítico “es el proceso
    intelectualmente disciplinado de activa y hábilmente conceptualizar, aplicar, analizar, sintetizar y/o
    evaluar información recopilada o generada por observación, experiencia, reflexión, razonamiento o
    comunicación, como una guía hacia la creencia y la acción”. El pensamiento crítico es un
    procedimiento para dar validez racional a las creencias y sentido a las emociones.
    No basta con poder pensar, sino que además es necesario saber hacerlo de forma adecuada. Esa es la
    función del pensamiento crítico, ayudarnos a pensar adecuadamente, a través del análisis, la
    evaluación, la relfexión, entre otros. Como plantea acertadamente Elder (2002), el desarrollo mental
    requiere de aprender a pensar críticamente; de analizar sistemáticamente y evaluar nuestro propio
    pensamiento, así como el pensamiento de los demás; de separar el pensamiento para identificar
    problemas en él y, posteriormente, eliminar los problemas que encontremos.
    El pensamiento crítico es el proceso de analizar y evaluar el pensamiento con el propósito de mejorarlo.
    El pensamiento crítico presupone el conocimiento de las estructuras más básicas del pensamiento (los
    elementos del pensamiento) y los estándares intelectuales más básicos del pensamiento (estándares
    intelectuales universales). La clave para desencadenar el lado creativo del pensamiento crítico (la
    verdadera mejora del pensamiento) está en reestructurar el pensamiento como resultado de analizarlo y
    evaluarlo de manera efectiva (Paul y Elder, 2005).

    3. ¿Para qué sirve el pensamiento crítico?
    Son muchos los beneficios del desarrollo del pensamiento crítico. Diferentes autores han encontrado
    diversas funciones en el pensamiento crítico. Para algunos, permite desarrollar capacidades tales como:
    • Plantear preguntas y problemas esenciales (formulándolos de manera clara y precisa);
    • Recopilar y evaluar información relevante (usando ideas abstractas para interpretarlas de
    manera efectiva y justa);
    • Llegar a conclusiones y soluciones bien razonadas (comparándolas contra criterios y estándares
    relevantes);
    • Pensar de manera abierta dentro de sistemas de pensamiento alternativo (reconociendo y
    evaluando, conforme sea necesario, sus suposiciones, implicaciones y consecuencias prácticas);
    • Comunicarse de manera efectiva con los demás al buscar soluciones para problemas complejos
    (Paul y Elder, 2005).
    Por otro lado, fomentar el pensamiento crítico favorece que el individuo:
    • No sólo aprenda sobre Ciencias, sino que aprenda a resolver científicamente problemas.
    • No sólo aprenda sobre Cívica, sino que aprenda cómo conducirse de manera responsable y
    cooperadora con los que lo rodean.
    • No sólo aprenda Matemáticas, sino que razone y calcule para plantear y resolver problemas.
    • No sólo aprenda a leer y escribir, sino que adquiera el hábito de estar informado a través de la
    lectura para definir formas de pensar y expresarlas a través de la escritura (Crawford et al..
    2005; citado por Creamer 2011).

Solicita tu información aquí

1. Contacto

  • Al enviar, aceptas nuestros Términos & Política de Privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Contáctanos