Cacatú: Inversión social creativa Foros Neuroetica ÉTICA DEL CUIDADO Reply To: ÉTICA DEL CUIDADO

  • Rosa Alcantara

    Member
    16/06/2019 at 07:35

    Documento 1: La carta del jefe indígena Seattle al presidente Franklin Pierce (1855)
    En la carta que dirige el jefe indígena Seattle, de la tribu Suwamish, al presidente Franklin Pierce, sale a relucir elementos interesantes como el ejercicio de liderazgo, la permanente defensa de los derechos de la población indígena, el cuidado del medio ambiente y los recursos naturales, el cuidado de la tierra y de los que habitan en ella: humanos, animales y plantas.
    De igual manera, se evidencian los valores éticos y el respeto a las tradiciones de los indígenas como son: la prudencia, la confianza y el respeto a la palabra dada.
    El líder de los indígenas en el contenido de la carta muestra altos niveles de conocimientos acerca de los excesos del poder y de las argucias que utilizan los poderosos para imponerse al pueblo, lo que pude notar en su expresión: “vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco (refiriéndose al presidente) podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras”’.
    El jefe indígena Seattle demuestra comprensión de esa realidad y del ejercicio del poder, por esa razón presenta estrategias políticas y de negociación cuando propone que de aceptar vender la tierra al presidente se le impondría una condición. Sostiene lo siguiente: “el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos. Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas las cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión de todo”.
    Otra condición positiva del líder de los indígenas es que consulta al pueblo para la toma de decisiones y, al mismo tiempo, orienta a la población acerca de las consecuencias que tendrían para ellos mismos no preservar las riquezas naturales. Cree en el trabajo en equipo y en la responsabilidad que tienen él y sus compañeros con las presentes y futuras generaciones.
    Evidentemente, que dos siglos atrás cuando se redactó esa carta el planeta no estaba tan deteriorado, aunque sí existían las mismas preocupaciones por parte de los luchadores por la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales, pero también estaban presentes quienes violaban todo tipo de derechos y no creyeron que las riquezas naturales se irían disminuyendo.
    Hoy la Casa Común confronta dificultades serias, dilemas que podrían degenerar en serias consecuencias relacionadas con la supervivencia si no hay una reacción rápida y en conjunto.

    Documento 2: La Carta de la Tierra (2000)
    La Carta de la Tierra es un documento de declaración con 16 principios generales los cuales se interrelacionan, por lo que para asegurar la protección medioambiental, los derechos humanos, el desarrollo igualitario y la paz deben ser todos y cada uno de ellos cumplidos por los gobernantes y gobernados.
    Del 2000 a la fecha es poco lo que se ha logrado de aquel planteamiento global de los retos del planeta y las propuestas sugeridas, posiblemente porque quienes están liderando nuestros países no han dado continuidad a la red civil mundial que generó esa iniciativa.
    Principios generales:
    1) Del respeto y cuidado de la vida
    Este principio se viola con frecuencia, en la cotidianidad vemos cómo las personas se pelean y se agreden sin razón, poniendo en evidencia la intolerancia y el irrespeto a la vida. Esas razones están provocando el registro de aumento de los crímenes, suicidios, feminicidios, atentados, entre otros hechos de violencia, evidencian un irrespeto a la vida. Otra forma de falta de respeto a la vida es el no cuidado de los recursos naturales y de los seres vivos.

    2) Integridad ecológica
    El respeto y cuidado de la vida está bastante relacionado con el principio de la integridad ecológica, debido a que la producción de alimentos lo logramos a través de la conservación de la ecología, lo que ofrece seguridad alimentaria.

    3) Justicia social y económica
    Todos somos iguales y, por lo tanto, debemos de disfrutar de los mismos derechos. Los principios de la igualdad y de la equidad deben ser garantizados para todas las personas sin distinción de género, raza, color, ideología política y religiosa.
    La lastimosa realidad es que el principio de la justicia social y económica en nuestros países es un sueño, las desigualdades sociales y económicas están a la vista, principalmente en los países en vía de desarrollo. La pobreza y la extrema pobreza están provocando muertes a millones de personas porque no tienen garantizadas una alimentación con los nutrientes necesarios para una vida sana; no todas las personas tienen acceso a la educación, a la salud ni a un empleo digno.
    Una minoría recibe la mayoría de los ingresos económicos nacionales para solventar sus necesidades perentorias y llevar una vida de lujo, mientras son muchos más los que carecen de todo viviendo en la indigencia, degenerando en violencia, inseguridad ciudadana y falta de paz social.

    4) Democracia, no violencia y paz

    Las instituciones democráticas en nuestros países, en especial los que están en vía de desarrollo, muestran altos niveles de debilidad, producto entre otras razones a la corrupción política pública y privada; al clientelismo político, a sistemas políticos y electorales cuestionados y a la falta de rendición de cuentas en el uso de los recursos públicos.
    Todas esas situaciones debilitan la democracia de nuestros pueblos y provocan revueltas sociales, insatisfacciones de las gentes.
    La intolerancia a la diversidad, a ser diferente, la inclusión son tareas pendientes por cumplir en nuestros países. De igual manera, los sistemas educativos de nuestros países están muy cuestionados, ya que no están formando en aprendizajes basados en habilidades, destrezas y competencias que les sean útiles para toda la vida.

    Documento 3.- Laudato Si, sobre el cuidado de la Casa Común (2015)

    En esta carta encíclica del Vaticano se reflexiona acerca de la responsabilidad de las personas a cuidar la llamada Casa Común. En esta parte el Papa Francisco invita a dar sentido a la vida, a que se asuma el compromiso de aportar por el bien común, la reducción de la pobreza, de hacer un abordaje integral de los problemas que afectan a la humanidad, tocando ejes vinculados a la tecnología, la ecología, la política, la cultura, etc.
    Creo que el deterioro moral, institucional, político, medioambiental y cultural que afectan a nuestras sociedades es producto del desarrollo de la cultura del individualismo, cada quien trata de resolver los problemas por su cuenta, olvidándose de esta manera la existencia de una Casa Común, que debe ser cuidada y alimentada por cada de los que viven en ella.

    La Declaración de conciencia de Cambridge

    Es la primera vez que tengo la oportunidad de leer el documento de la Declaración de conciencia de Cambridge. Considero que por ser el resultado de una investigación realizada por expertos se debe de tomar en cuenta al momento de analizar el comportamiento de los humanos y de los animales no humanos.
    Es importante conocer las marcadas diferencias que existen entre uno y otro como punto de partida para el cuidado y la preservación.

Solicita tu información aquí

1. Contacto

  • Al enviar, aceptas nuestros Términos & Política de Privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Contáctanos