• Cacatu

    Administrator
    18/05/2019 at 23:56

    Propósito
    Dialogar y analizar sobre las bases, las consecuencias y los efectos de la ética del cuidado y del
    poder-servicio a la Casa Común y sus habitantes en la labor docente, a fin de fortalecer la
    conciencia de los participantes y aportar al bienestar y la mejora de las condiciones de vida de las
    personas, el contexto natural y de todos los seres vivos.

    Resultados
    – Dialoga sobre las bases, consecuencias y efectos de la ética del cuidado y del poder servicio.
    – Desarrolla actitudes de cuidado sobre la Casa Común y sus habitantes, desde la labor de aprendizaje-enseñanza.
    – Conoce las propuestas de la Carta del indígena Seattle, de la Carta de la Tierra y de la Laudato Si sobre el cuidado de la Casa Común.
    – Asume cambios de principios, actitudes y acciones concretas que ayuden a preservar el ambiente de bienestar en la Casa Común.

  • Cacatu

    Administrator
    18/05/2019 at 23:59

    Actividades
    1. Leer de la página 11-22 del Módulo 1 (Tomo I) de Neuroética.
    2. De manera individual o grupal, socializar todas las actividades que propone la unidad a través de la realización de mapa conceptual.
    3. Para entregar:
    a) Elaborar una síntesis reflexiva de los textos presentados en relación con la Ética del Cuidado: La Carta del indio Seattle, La Carta de la Tierra, La carta Laudato Si: el Cuidado de la Casa Común y La Declaración de conciencia de Cambridge.
    b) A partir de la lectura de la unidad, proponer algunas estrategias para aplicar la Ética del Cuidado al proceso educativo.

    Los trabajos escritos se entregaran de manera digital al siguiente correo: [email protected]
    FECHA FINAL DE ENTREGAS: 17 DE JUNIO 2019

  • Wilfrido Hernandez

    Member
    29/05/2019 at 20:16

    Buenas noches,

    Una de las estrategias que más me ha resultado para sensibilizar a los estudiantes con el cuidado de nuestro entorno es el análisis de situaciones cotidianas. Cosas que observamos y hacemos que dañan nuestro medio ambiente. Ha resultado en muy buenas reflexiones y toma de conciencia por parte de los estudiantes.

    Otra estrategia que me ha funcionado mucho es el análisis de vídeos y documentales sobre el acelerado ritmo en que vamos destruyendo nuestro medio ambiente, los altos niveles de contaminación lanzados al planeta, la posición de los grandes países con respecto al tema, los acuerdos internacionales, entre otros.

    Saludos

    • Aida Gonzalez

      Member
      04/06/2019 at 14:34

      Buenas tardes

      Estuve ausente de la universidad la semana pasada y confieso que hoy es que he empezado a bajar los materiales. El comentario de Wilfrido y el tema sobre la ética del cuidado me interesa, justo hoy el mismo Wilfrido envió unos videos sobre la forma de los estudiantes celebrar el fin de este año escolar, destruyendo los libros y cuadernos, arrojándolos en las calles y tirando de forma violenta las sillas y mesas en el medio de un salón de clases. Esto me lleva a preguntarme sobre toda la preocupación que nos genera que nuestros estudiantes no sepan matemática y que no comprendan lo que lean, y que ocupen los ultimos lugares en las pruebas internacionales, pero que no muestren respeto por las cosas, la naturaleza y las personas que les rodean no nos mueve tanto, no nos preocupa como debiera. Hice una reflexión sobre el tema con mis estudiantes en la clase de hoy para recordarnos la gran responsabilidad de la escuela frente a un gobierno y unas instituciones primarias que no están cumpliendo su rol.

      Saludos, Sandra

  • Pedro Miguel Fernandez Hernandez

    Administrator
    04/06/2019 at 23:52

    Saludos. Mi nombre es Pedro M. Fernández. Soy parte del equipo docente de CACATÚ. En adelante estaré reflexionando junto a ustedes sobre las diversas asignaciones virtuales que se trabajarán en torno al diplomado de Neuroética.
    Les agradezco maestro Wilfrido Hernández y maestra Aida González por haber sacado de su tiempo para realizar estos importantes aportes que favorecen la construcción colectiva del conocimiento que por este medio podamos realizar, con miras a enriquecer lo que ya vieron en la primera fase del diplomado.
    Como plantea el profesor Wilfredo, el análisis de situaciones cotidianas y de vídeos y documentales es muy pertinente para trabajar un tema como la Ética del Cuidado, porque conecta a las personas con aspectos concretos de su realidad. Y como sabemos, nuestro cerebro tiende a conectar más fácilmente con aquellos elementos que les son conocidos. Es decir, que estas estrategias favorecen el aprendizaje. Del mismo modo, favorecen la toma de perspectiva y la actitud empática gracias a las neuronas espejo. Y como ha de esperarse todo esto tiene efectos sobre la conciencia social y la toma de decisiones de los individuos.
    Por otro lado, leyendo el aporte de la profesora Aida, me llamó la atención su interrogante “sobre toda la preocupación que nos genera que nuestros estudiantes no sepan matemática y que no comprendan lo que lean, y que ocupen los últimos lugares en las pruebas internacionales, pero que no muestren respeto por las cosas, la naturaleza…”, he recordado un planteamiento de Cayetano Villegas-García:
    En algunos de los foros donde se debate el futuro de la educación, los ponentes, provenientes de distintas parcelas de la sociedad, se alinean junto a la idea de productividad y competitividad, auspiciada por una cultura de ranking y una visión economicista de la educación. El control y la rápida distribución informativa de la era tecnológica, genera que estas ideas sean ampliamente aceptadas en los entornos familiares. La sociedad de la información ha consagrado el desplazamiento de valores de espectro cooperativo por valores de carácter competitivo. Este aspecto se traduce en políticas preferentes por las estadísticas, obviando que el objeto de la educación no son productos, sino personas.
    Pienso que lo que plantea Villegas-García van en la misma linea de la reflexión de la profesora Aida y nos permite continuar profundizando al respecto.
    Esperamos que las y los demás profesores pendientes por participar se animen a hacerlo. De modo que, podamos enriquecernos mutuamente.

  • Carmen Hernandez

    Member
    10/06/2019 at 17:58

    Siempre me ha llamado mucho la atención lo mucho que se debe limpiar un espacio luego de que los escolares terminan una actividad. Los cursos terminan llenos de papeles.
    He visto en carros que bajan el vidrio para tirar algo a la calle. Esos son adultos, dando un mal ejemplo.
    La fe en un mejor futuro para nuestro planeta reae sobre los chicos y la forma en que ellos puedan crecer ¨Los niños son la ezperanza del mundo¨. JM

    • Josefina Vásquez

      Member
      17/06/2019 at 13:36

      Si, profesos Hernandez, Wilfredo , esto de los desechos en los espacios comunes es algo que yo siempre trabajo con mis estudiantes.
      Para los viajes de campo hacemos una reflexión sobre el comportamiento y la actitud.Se sorprenden cuando le digo que deben comportase como los animales del espacio que vamos a visitar.
      Los animales no dejan desechos que no se puedan degradar contribuyendo no solo con la limpieza, también con el equilibrio del ecosistema visitado, siendo esto parte de su quehacer como ser vivo.

  • Anonymous

    Deleted User
    12/06/2019 at 11:57

    Saludos. Realmente se hace necesario desde las aulas de clases y los diferentes contextos en los que nos desenvolvemos desarrollar estrategias que promuevan el cuidado y servicio de la casa común, dado que en la actualidad los medios de comunicación nos dan muestra del deterioro de la misma y con esto se evidencia a su vez la pérdida de la sensibilidad humana, y de la falta de comprensión de que esto pueda desencadenar en la extinción de la raza humana, como ha sucedido con algunas especies de animales.

    Leer los documentos propuestos (La carta del jefe indígena Seattle al presidente Franklin Pierce, la carta de la Tierra y la Carta Encíclica del Vaticano llamada Laudato Si, sobre “El Cuidado de la Casa Común”, ha despertado en mí como ciudadana del planeta las siguientes interrogantes: ¿cuáles acciones personales y familiares estoy desarrollando en pro del cuidado y servicio de la Casa Común?; ¿y cómo docente, qué estoy haciendo para despertar en mis estudiantes el compromiso del cuidado de la misma?
    Es tiempo de hacer más!

  • Aida Gonzalez

    Member
    12/06/2019 at 13:00

    Al igual que a Jael, la lectura de estos tres documentos me ha llevado a cuestionarme sobre si estamos haciendo lo suficiente como ciudadanos y educadores para contribuir con el cuidado de la madre tierra. La carta del jefe indígena Seattle nos enseña que somos uno y una con la naturaleza y que todo el daño que le hacemos se revierte contra nosotros mismos o contra nuestros hijos y nietos. La carta de la tierra nos aporta una perspectiva mas integral y actualizada sobre la ecología de la tierra y nos invita a no solo comprender la importancia del respeto y cuidado por la vida sino que nos compele a actuar asumiendo patrones de producción y consumo que resguarden la integridad de los ecosistemas. Esta carta también nos abre los ojos sobre la necesidad de una mayor justicia social y una mejor distribución de los recursos del planeta, de la necesidad de fortalecer la democracia para la promoción de la participación de nuestros jóvenes en la transformación social que reclama nuestro país. Me pregunto si en nuestra labor docente hacemos lo suficiente para promover esa participación. La carta Laudato Si del Papa Francisco amplía los principios de la carta de la tierra y nos convoca a asumir visión esperanzadora, nos convoca a lo que él llama una “conversión ecológica”, es decir, a emprender nuevas formas de relacionarnos con la naturaleza y con el mundo.

    Saludos,

  • Rosa Alcantara

    Member
    15/06/2019 at 22:26

    Buenas noches,
    Desde mi experiencia como coordinadora y profesora de la carrera de Comunicación Social y Medios Digitales canalizo espacios para que mis estudiantes adquieran conocimientos y despierten la sensibilidad hacia los temas relacionados con la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales.
    Esa iniciativa se desarrolla tomando en cuenta que los futuros profesionales en formación están llamados a jugar un papel preponderante en la concienciación de las personas para el cuidado de todos los seres vivos.
    El planeta está en peligro por los efectos que genera a la humanidad el cambio climático. Para colaborar con el tema motivamos a nuestros estudiantes para que realicen el taller Cobertura Innovadoras sobre el cambio climático, organizado por el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio, la Unión Europea, la UNESCO y otros organismos internacionales.
    De igual manera, desarrollaremos a principio de agosto una conferencia en alianza con Plan Internacional, Habitat for Humanity Dominican Republic, OXFAM, la Unión Europea con el tema: “Comunicación Inclusiva para la Gestión de Riesgo de Desastres”.
    Considero que estos tipos de eventos contribuyen a la formación de una masa crítica, reproductora de la idea de que es urgente y necesario intervenir con diferentes políticas para salvar la Casa Común.
    Esas actividades van conectadas a los ejes transversales del plan estratégico del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y, por ende, del programa de estudios de la carrera que coordinamos, que son, entre otros: desarrollo sostenible y el aprendizaje transformador en un espacio inspirador.
    En resumen, sugiero como estrategias:
    1) Organizar actividades o motivar a los estudiantes para que participen en charlas, paneles, talleres, conferencias, con la intervención de expertos, con la finalidad de que conozcan y se sensibilicen acerca del estado actual en que se encuentra el planeta, en sentido general, y su entorno, de manera puntual.

    2) Asignar a los estudiantes ejercicios prácticos acerca de los problemas medioambientales de su comunidad y planteamiento de soluciones a los mismos.

    3) Reflexionar en cada clase sobre los distintos temas vinculados a la Ética del cuidado, que salen publicados en las redes sociales para visibilizar los problemas y desarrollar el pensamiento crítico en los alumnos.

  • Rosa Alcantara

    Member
    16/06/2019 at 07:35

    Documento 1: La carta del jefe indígena Seattle al presidente Franklin Pierce (1855)
    En la carta que dirige el jefe indígena Seattle, de la tribu Suwamish, al presidente Franklin Pierce, sale a relucir elementos interesantes como el ejercicio de liderazgo, la permanente defensa de los derechos de la población indígena, el cuidado del medio ambiente y los recursos naturales, el cuidado de la tierra y de los que habitan en ella: humanos, animales y plantas.
    De igual manera, se evidencian los valores éticos y el respeto a las tradiciones de los indígenas como son: la prudencia, la confianza y el respeto a la palabra dada.
    El líder de los indígenas en el contenido de la carta muestra altos niveles de conocimientos acerca de los excesos del poder y de las argucias que utilizan los poderosos para imponerse al pueblo, lo que pude notar en su expresión: “vamos a considerar su oferta pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco (refiriéndose al presidente) podrá venir con sus armas de fuego a tomar nuestras tierras”’.
    El jefe indígena Seattle demuestra comprensión de esa realidad y del ejercicio del poder, por esa razón presenta estrategias políticas y de negociación cuando propone que de aceptar vender la tierra al presidente se le impondría una condición. Sostiene lo siguiente: “el hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos. Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas las cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión de todo”.
    Otra condición positiva del líder de los indígenas es que consulta al pueblo para la toma de decisiones y, al mismo tiempo, orienta a la población acerca de las consecuencias que tendrían para ellos mismos no preservar las riquezas naturales. Cree en el trabajo en equipo y en la responsabilidad que tienen él y sus compañeros con las presentes y futuras generaciones.
    Evidentemente, que dos siglos atrás cuando se redactó esa carta el planeta no estaba tan deteriorado, aunque sí existían las mismas preocupaciones por parte de los luchadores por la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales, pero también estaban presentes quienes violaban todo tipo de derechos y no creyeron que las riquezas naturales se irían disminuyendo.
    Hoy la Casa Común confronta dificultades serias, dilemas que podrían degenerar en serias consecuencias relacionadas con la supervivencia si no hay una reacción rápida y en conjunto.

    Documento 2: La Carta de la Tierra (2000)
    La Carta de la Tierra es un documento de declaración con 16 principios generales los cuales se interrelacionan, por lo que para asegurar la protección medioambiental, los derechos humanos, el desarrollo igualitario y la paz deben ser todos y cada uno de ellos cumplidos por los gobernantes y gobernados.
    Del 2000 a la fecha es poco lo que se ha logrado de aquel planteamiento global de los retos del planeta y las propuestas sugeridas, posiblemente porque quienes están liderando nuestros países no han dado continuidad a la red civil mundial que generó esa iniciativa.
    Principios generales:
    1) Del respeto y cuidado de la vida
    Este principio se viola con frecuencia, en la cotidianidad vemos cómo las personas se pelean y se agreden sin razón, poniendo en evidencia la intolerancia y el irrespeto a la vida. Esas razones están provocando el registro de aumento de los crímenes, suicidios, feminicidios, atentados, entre otros hechos de violencia, evidencian un irrespeto a la vida. Otra forma de falta de respeto a la vida es el no cuidado de los recursos naturales y de los seres vivos.

    2) Integridad ecológica
    El respeto y cuidado de la vida está bastante relacionado con el principio de la integridad ecológica, debido a que la producción de alimentos lo logramos a través de la conservación de la ecología, lo que ofrece seguridad alimentaria.

    3) Justicia social y económica
    Todos somos iguales y, por lo tanto, debemos de disfrutar de los mismos derechos. Los principios de la igualdad y de la equidad deben ser garantizados para todas las personas sin distinción de género, raza, color, ideología política y religiosa.
    La lastimosa realidad es que el principio de la justicia social y económica en nuestros países es un sueño, las desigualdades sociales y económicas están a la vista, principalmente en los países en vía de desarrollo. La pobreza y la extrema pobreza están provocando muertes a millones de personas porque no tienen garantizadas una alimentación con los nutrientes necesarios para una vida sana; no todas las personas tienen acceso a la educación, a la salud ni a un empleo digno.
    Una minoría recibe la mayoría de los ingresos económicos nacionales para solventar sus necesidades perentorias y llevar una vida de lujo, mientras son muchos más los que carecen de todo viviendo en la indigencia, degenerando en violencia, inseguridad ciudadana y falta de paz social.

    4) Democracia, no violencia y paz

    Las instituciones democráticas en nuestros países, en especial los que están en vía de desarrollo, muestran altos niveles de debilidad, producto entre otras razones a la corrupción política pública y privada; al clientelismo político, a sistemas políticos y electorales cuestionados y a la falta de rendición de cuentas en el uso de los recursos públicos.
    Todas esas situaciones debilitan la democracia de nuestros pueblos y provocan revueltas sociales, insatisfacciones de las gentes.
    La intolerancia a la diversidad, a ser diferente, la inclusión son tareas pendientes por cumplir en nuestros países. De igual manera, los sistemas educativos de nuestros países están muy cuestionados, ya que no están formando en aprendizajes basados en habilidades, destrezas y competencias que les sean útiles para toda la vida.

    Documento 3.- Laudato Si, sobre el cuidado de la Casa Común (2015)

    En esta carta encíclica del Vaticano se reflexiona acerca de la responsabilidad de las personas a cuidar la llamada Casa Común. En esta parte el Papa Francisco invita a dar sentido a la vida, a que se asuma el compromiso de aportar por el bien común, la reducción de la pobreza, de hacer un abordaje integral de los problemas que afectan a la humanidad, tocando ejes vinculados a la tecnología, la ecología, la política, la cultura, etc.
    Creo que el deterioro moral, institucional, político, medioambiental y cultural que afectan a nuestras sociedades es producto del desarrollo de la cultura del individualismo, cada quien trata de resolver los problemas por su cuenta, olvidándose de esta manera la existencia de una Casa Común, que debe ser cuidada y alimentada por cada de los que viven en ella.

    La Declaración de conciencia de Cambridge

    Es la primera vez que tengo la oportunidad de leer el documento de la Declaración de conciencia de Cambridge. Considero que por ser el resultado de una investigación realizada por expertos se debe de tomar en cuenta al momento de analizar el comportamiento de los humanos y de los animales no humanos.
    Es importante conocer las marcadas diferencias que existen entre uno y otro como punto de partida para el cuidado y la preservación.

  • Danaee Lopez

    Member
    16/06/2019 at 19:54

    Buenas tardes:
    Importantes e interesantes reflexiones provocan los textos presentados, los cuales se enfocan al ser humano y su entorno. El desarrollo de la conciencia en las presentes y siguientes generaciones es una ineludible tarea que debemos plantearnos los docentes; como agentes y gestores de la educación del ser humano para que mantenga la sostenibilidad de nuestro universo. Sin embargo, esto no sería posible si no comprendemos desde nuestros roles de educadores, la ética hacia la protección de la naturaleza, del planeta como “casa común”, del desarrollo de la conciencia ambiental. Que nuestros niños y jóvenes sepan que el planeta es más que un país, que un pedazo de mar y cielo a cuidar, aunque eso comienza por el cuidado y la comprensión del lugar donde nacimos y vivimos… somos ciudadanos del planeta Tierra y ese es nuestro legado para ellos. Se entiende, además que al educar somos el espejo de nuestros educandos, si no somos capaces de fomentar el ejemplo o la imagen guía a seguir, desde las dimensiones ambientales, socioculturales y humanas, nuestros presentes y futuros ciudadanos, no tendrán la “brújula” para entender los preceptos que esperamos se fomenten en ellos en sentido de conservación, sostenibilidad y responsabilidad. Los docentes debemos prepararnos y preparar el pensamiento que se aborda desde estos textos. José de la Luz y Caballero, un pensador pedagogo, educador y filósofo del siglo XIX, considerado maestro por excelencia y formador de conciencias que engrandeció el sentido de la nacionalidad de su tiempo, expresó: “ instruir puede cualquiera, educar, solo quien sea un evangelio vivo…”, palabras que van muy acorde con el texto del buen pastor. Debemos ser ejemplo y preocuparnos con nuestra actitud, aptitud y comportamiento por ellos; no solo transmitiendo conocimiento y cuidado (instruir), sino siendo empáticos, responsables con ellos, mostrarles educación formal, disciplina con nuestra palabra y ejemplo (educar). Una vez más considero, que los tres textos nos llevan a estas sencillas pero importantes reflexiones que nos encaminan al fomento y orientación de una didáctica en la docencia a la educación de las generaciones jóvenes presentes y futuras hacia el desarrollo de valores centrados en la ética del cuidado humano, social y medioambiental y ¿por qué no? también hacia los adultos que aún no entienden la ética del cuidado del mundo como nuestra casa y de los seres humanos y su entorno, porque son ellos los que hoy transmiten a los jóvenes en esta sociedad permeada de consumimos exagerado y pérdida de valores. Trabajemos en la generación de conciencia y respeto de los jóvenes, pero también en nosotros mismos.

  • Mabel Artidiello

    Member
    17/06/2019 at 09:33

    Buenos días
    Muchas gracias a todos y todas que forman parte del diplomado de Neuroética
    Muy agradecida por propiciar este espacio y oportunidad de leer, conocer otras aspectos relacionados con la ética. Convencida de que poco se y cuando hay pór r conocer y aprender.

    Excelentes materiales de apoyo e intervenciones de los colegas….

    De ahí, que entiendo; la ética del cuidado se basa en la comprensión del mundo como una red de relaciones en la que nos sentimos inmersos, y de donde surge un reconocimiento de la responsabilidad hacia los otros. Para ella, el compromiso hacia los demás se entiende como una acción en forma de ayuda. Una persona tiene el deber de ayudar a los demás; si vemos una necesidad, nos sentimos obligadas a procurar que se resuelva.
    La ética del cuidado tiene que ver con situaciones reales, tan reales como las necesidades ajenas, el deseo de evitar el daño, la circunstancia de ser responsable de otro, tener que proteger, atender a alguien. La moralidad como compromiso deriva precisamente de la certeza de que el bienestar, e incluso la supervivencia, requieren algo más que autonomía y justicia: el reconocimiento y cumplimiento de derechos y deberes.
    Más que respuesta surgen preguntas:
    ¿Cómo podríamos los docentes fortalecer los aspectos éticos en los salones de clases?
    ¿Cuáles estrategias pedagógicas podrían favorecer la ética del cuidado en los estudiantes universitarios?
    ¿Qué actividades se podrían desarrollar en las universidades para propiciar la concientización en los estudiantes en relación a los principios morales de la ética del cuidado?

  • Mabel Artidiello

    Member
    17/06/2019 at 09:58

    Buenos días
    En cuanto a los Documentos:
    La carta del jefe indígena Seattle al presidente Franklin Pierce (1855)
    La Carta de la Tierra (2000)
    La Declaración de conciencia de Cambridge
    Laudato Si, sobre el cuidado de la Casa Común (2015)

    Todos estos documentos proclama un llamado a la preservación de la naturaleza y la vida (humana, la de los animales, las plantas, los recursos naturales entre otros) vista como un cosmos universal, en su totalidad e integridad. La responsabilidad social de la generación actual con las generaciones futuras en la preservación y conservaciones de todo cuanto nos rodea.

    En los educadores recae una responsabilidad de compartir y desarrollar estrategias pedagógicas que permitan el conocimiento de los documentos, su reflexión y puesta de planes de acción para la conscientización de los mismos.

  • Mabel Artidiello

    Member
    17/06/2019 at 10:02

    Buenos días
    Estoy de acuerdo con las actividades y experiencias expresadas por Profesor Wilfrido Hernández, en tal sentido me animo para señalar algunas actividades desarrolladas:

    -Proyecto desarrollado con estudiantes en clase, basado en la metodología investigación acción en el aula, con un enfoque de Marco Lógico. Las aulas son espacios en los cuales se gestan diferentes interacciones, orientadas por liderazgo, preferencias, aceptación, rechazos e imitación. En estos procesos influyen las familias, los docentes, el contexto y las reglas implícitas de los grupos; así, es posible generar prácticas conjuntas de exploración, sensibilización y formación, que favorezcan la adquisición de valores y permitan experimentar la aceptación y reconocimiento mutuo, partiendo del cuidar y ser cuidado como eje convivencial culminando con actividades de vinculación con la comunidades de vecinos cercanos y escuelas públicas.
    -Ejercicios de lenguaje no verbal por medios de imágenes o sea, asignación de un texto para su lectura y luego compartirlo por medio de imágenes que se relacionen con el mismo.
    -Campaña de las 3 RRR en la Construcción de juguetes educativos según edad para los niños y niñas de escuelas publica.
    -Seminarios con especialistas.
    -Elaboración de vídeos entre otras.
    Gracias por esta oportunidad.
    Feliz día

  • Carmen Sanchez

    Member
    17/06/2019 at 10:45

    En todos los tiempos, el papel del docente ha sido educar. Transmitir conocimientos. Sin embargo, este rol va más allá. La función de educar, se debe hacer como una vía para la construcción de una sociedad más equitativa y preparada para desafiar las exigencias del momento. Debido a los cambios sociales, inclusión social, crisis de valores, etc.; se requiere de educadores que hagan de esta actividad una pasión.
    El educador de hoy, debe sentir el compromiso de formar parte del desarrollo integral de sus estudiantes. Se comporta como un pastor que siempre sigue sus ovejas. En el proceso de enseñanza aprendizaje, no sólo deberá llevar conocimientos también, un aprendizaje para toda la vida centrado en habilidades para enfrentar otras situaciones, formación de valores, costumbres, cultura, respeto a la diversidad y la convicción de la fragilidad de la tierra, para garantizar sostenibilidad para las futuras generaciones. El buen educador siempre será un referente para el profesional.

  • Geralda Díaz

    Member
    17/06/2019 at 10:52

    La reflexión:
    Que todos los documentos de consultas están orientados al planeta tierra o la casa común.
    El enfoque es que la tierra no pertenece al hombre, el hombre es parte dela tierra, debe compartir con las demás especies los recursos y servicios que esta ofrece. Los conocimientos adquiridos empujar al ser humano a usar lo que la tierra da de manera razonable, cuando se hace esto se dice que el hombre ha desarrollado conciencia ambiental para vivir de manera amigable con la naturaleza.
    Como se están observando comportamientos que induce a la destrucción de la casa común, se hace necesario una educación centrada en la educación ambiental para proporcionar conocimientos y valores a los humanos. De tal manera que las nuevas generaciones puedan desarrollar esos conocimientos y valores para que sus conductas no se traduzcan en elementos negativos para la tierra. Y las nuevas generaciones encuentren en la tierra agua, suelo, aire y biodiversidad. Esfuerzos traducidos a documentos de consultas, como los presentados en esta guía, se suman a los medios didácticos para sustentar la docencia orientada a la conservación de la tierra. Sugiero no desmayar en la docencia, continuar educando a la juventud hacia el desarrollo de valores, centrado en la ética de la conservación o ética del cuidado y el uso racional de los recursos naturales. Mantener el optimismo a pesar del desarrollo orientado al consumo exagerado.

Viewing 1 - 15 of 29 replies

Log in to reply.

Original Post
0 of 0 posts June 2018
Now

Solicita tu información aquí

1. Contacto

  • Al enviar, aceptas nuestros Términos & Política de Privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Contáctanos